Socios particulares

A love story

Diez años. Diez años de intercambios, llamadas telefónicas, citas, proyectos realizados juntos, de frente. ¡Si sientes que estás leyendo una historia de amor es porque el vínculo que nos une con nuestros proveedores es muy fuerte! Son estos años de colaboración los que nos han permitido mejorar continuamente la calidad de nuestros productos, y es la relación de confianza resultante la que nos permite hoy ir más allá, embarcándolos con nosotros en el proyecto de transformación sostenible y ambicioso que estamos realizando.

Código de conducta

Cada año, todos nuestros proveedores se comprometen a respetar nuestro código de conducta. Un documento sencillo, que nos asegura el cumplimiento de los principios éticos fundamentales, pero con demasiada frecuencia violados en la industria textil: lucha contra el trabajo infantil y el trabajo forzoso, respeto de la jornada laboral legal, garantía de una remuneración justa, un entorno de trabajo seguro y saludable, y libertad de asociación. Nuestros proveedores también deben velar por el cumplimiento de estos principios por parte de sus propios subcontratistas, en caso contrario nos reservamos el derecho a rescindir cualquier relación comercial.

Un ambicioso programa de auditoría

Un ojo externo nunca está de más en la búsqueda de una producción ética. Por ello, también hemos implementado una rigurosa política de auditorías sociales. El objetivo: mantener diariamente el más alto nivel de confianza en nuestros socios de larga data. Realizados según metodologías internacionales BSCI o Pur Project, que se encuentran entre las más exigentes del mundo, se realizan veinte al año, y se acompañan de planes de acción correctivos en caso de incumplimiento. Nuestro proyecto: perpetuar esta transformación sostenible trabajando de la mano de nuestros proveedores, en cada etapa del proceso.

En agosto de 2021, ba&sh dio un paso más

Nos hemos adherido a la Business Social Compliance Initiative (BSCI), una organización íntegramente dedicada al cumplimiento social, cuyo objetivo es mejorar las condiciones laborales en las cadenas de suministro internacionales de las empresas. Mapeo de proveedores, detección temprana de problemas, auditoría, correctivos y formación: todo está hecho para ayudar a empresas como la nuestra a cumplir con su misión de producción virtuosa.

El 60 % de nuestra producción se realiza en Asia, entre China e India. Allí fabricamos principalmente prendas de algodón, viscosa y poliéster, materias primas que proceden de estas regiones.  

El 40 % de nuestra producción se realiza entre Europa (30 %) y el norte de África. Allí fabricamos principalmente accesorios, prendas de punto y con mangas, utilizando el saber hacer local.  

47% de los centros de producción auditados durante 2021

Preguntas frecuentes

Para limitar el impacto medioambiental de nuestros productos, utilizamos materiales certificados: fibras recicladas, materiales orgánicos, materiales de origen ético, alternativas ecológicas a la viscosa convencional, etc.   

Seleccionamos cuidadosamente las normas internacionales más exigentes.  

Hemos definido un marco para supervisar y mejorar los resultados sociales de nuestra cadena de suministro.   

Cada socio debe comprometerse con nuestro código de conducta para proveedores y cumplir una serie de principios éticos.   

Realizamos auditorías sociales de toda nuestra base de proveedores. Si se detectan incumplimientos, apoyamos a nuestros proveedores en la aplicación de planes de acción correctivos para contribuir en la medida de lo posible a la transformación rápida y sostenible de nuestra industria.   

Desde agosto de 2021, ba&sh también es miembro de BSCI, una iniciativa de cumplimiento social. Esta herramienta proporciona un marco para el seguimiento y la mejora de los resultados sociales en nuestra cadena de suministro: mapeo de proveedores, detección temprana de problemas, auditoría, acciones correctivas y formación. El objetivo es proteger los derechos de los trabajadores y mejorar sus condiciones laborales.  

En la tienda, nuestras bolsas se fabrican con papel certificado por el FSC y están hechas con un 80% de fibras recicladas. Son 100% reciclables. 

En el caso de los envases para el comercio electrónico, nuestros envases son de cartón 100% reciclado, 100% reciclable y procedente de bosques gestionados de forma sostenible (FSC). Desde principios de 2021, también ofrecemos REPACK, una solución de embalaje reutilizable. Este envase reduce las emisiones de gases de efecto invernadero en más de un 80% en comparación con los envases 100% reciclados y 100% reciclables.  

Para proteger las piezas de ba&sh durante el transporte y en el almacén, utilizamos bolsas de plástico. En 2020, nuestras bolsas de polietileno se reciclarán en un 60% y serán 100% reciclables.  En 2022, nuestras bolsas de polietileno serán 100% recicladas y 100% reciclables. Somos conscientes de que éste es sólo el primer paso, y estamos trabajando para minimizar nuestro uso de bolsas de plástico y maximizar su reutilización en un circuito cerrado.