Viscosa ba&sh: procedente de bosques gestionados de forma sostenible, o sustituida por Tencel

Los hechos

En la actualidad, dos tercios de la producción mundial de viscosa proceden de China. 

El compromiso de ba&sh

Utilizar viscosa procedente de bosques gestionados de forma sostenible (FSC): es el caso del 75 % de nuestras piezas. Siempre que sea posible, utilizar fibras alternativas y 100 % celulósicas (TENCEL®, Lenzing Modal® o EcoVero®). Fabricado con pulpa de madera y un disolvente natural, ¡es totalmente ecológico!

El poliéster ba&sh: hacia el 100% de reciclado

Los hechos

El 94 % del poliéster procede de fábricas del sudeste asiático y es un subproducto del petróleo. En esencia (!) no es biodegradable y nos llega de zonas ya muy contaminadas.

El compromiso de ba&sh

Favorecer el poliéster reciclado con etiqueta GRS y RCS, y limitar el uso de plástico no reciclado, materia prima básica derivada del petróleo, en nuestros envases. 




El algodón ba&sh: cada vez más ecológico

Los hechos

Conocido por su gran consumo de agua, el cultivo del algodón (dos tercios del cual se concentran en China, India y Estados Unidos) es también responsable del 25 % de los pesticidas utilizados en el mundo, ¡para solo el 2,5 % de la superficie agrícola mundial! 

El compromiso de ba&sh

Recurrir, en la medida de lo posible, al algodón orgánico, sin dejar de ser muy rigurosos en la selección de las etiquetas medioambientales y sociales en las que decidimos confiar. En este sentido, no consideramos ecorresponsables las piezas fabricadas con algodón BCI (Better Cotton Initiative), que permite el uso de pesticidas y que, por tanto, nos parece demasiado poco exigente. 

La lana ba&sh: como máximo certificada como orgánica o RWS

Los hechos

La lana de oveja convencional se produce principalmente en Australia, China y Nueva Zelanda y tiene un impacto medioambiental muy elevado (gases de efecto invernadero, uso intensivo de insecticidas, degradación del suelo), además de producirse a menudo en condiciones de extrema crueldad con los animales. 

El compromiso de ba&sh

La lana utilizada en nuestras colecciones ba&sh está certificada como orgánica o Responsible Wool Standard (RWS) siempre que sea posible. Así nos aseguramos de su bajo impacto medioambiental y garantizamos un cierto nivel de bienestar para las ovejas. 

El cuero ba&sh: procedente de las curtidurías LWG 

Los hechos

Durante el proceso de fabricación, los procesos de teñido y curtido requieren numerosos productos químicos, que son perjudiciales para la salud de los artesanos y para el medioambiente. 

El compromiso de ba&sh

Abastecerse lo antes posible de curtidurías certificadas por el Leather Working Group (LWG), un organismo internacional encargado de identificar las mejores prácticas en la industria del cuero y de evaluar el comportamiento medioambiental de las curtidurías. En 2022, el 95 % de nuestras pieles procede de estos talleres certificados, y la mayoría de nuestros bolsos se fabrican con piel de curtido vegetal.